LA LUNA Y LA INFANCIA ¿CUÁL ES TU LUNA Y LA DE TU BEBÉ?

Hoy quiero que conozcas a una mujer extraordinaria. Para ello la he invitado a escribir este post para ti , y estoy encantadísima que aceptara la propuesta porque me hace especial ilusión que sea mi primer post invitado. Gracias, de corazón.

Te la presento.

Ella es Consuelo Inchaurtieta, de Hora Prima www.horaprimaastrologa.com

Con ella descubrirás cómo los astros influyen en tu vida.

Consuelo es astróloga y ayuda a las mujeres a comprender mejor su vida a través de la astrología.

A entender ciertos hechos de nuestro pasado y saber qué esperar de nuestro futuro.

Apasionante ¿verdad? A mi me tiene fascinada. La astrología y Consuelo. Las dos.

Pensando en un tema que pudiese interesarte, tanto a Consuelo como a mi -como madres que también somos- nos pareció que a todas las madres nos vendría de maravilla conocer nuestra luna y la de nuestro bebé. La crianza es tant intensa y emocional que conocer cuál es tu Luna y la de tu bebé puede darte muchas pistas para manejar situaciones que, depende de cómo se enfoquen, pueden desbordar.

Así que nada, te dejo con ella y espero que su artículo te sea útil. ¡Que lo disfrutes!


Como astróloga creo profundamente en que cada persona es única, de hecho una carta astral es una constatación de esto que te digo, naciste a una hora, en un lugar determinado en una fecha concreta, y de ahí obtenemos tu carta.

La astrología no es lo que sale en los periódicos y las revistas, es un sistema de conocimiento antiquísimo que estudia cómo nos afecta el entorno, porque vivimos en un sistema que es orgánico.

Imagina que acabas de nacer, y desde esa posición en el planeta Tierra y a esa hora exacta, levantásemos la vista e hiciéramos una foto.

El estado del cielo visto desde tu lugar de nacimiento y a la hora que naciste, proyectado sobre el plano es tu carta astral, y esos datos nos dan un grado concreto que es por donde simbólicamente has entrado al mundo. Ese grado será tu ascendente.

Hoy sin embargo, no te voy a hablar de tu carta, ni la de tu bebé. De hecho, no pienso que sea necesario tener la carta de tu peque, aunque siempre recomiendo estar pendiente de saber su hora de nacimiento por si cuando sean adultos sienten la necesidad de aproximarse a la astrología, ya sabes, deformación profesional .

Antes de continuar, aunque en mi página tengo una guía en la que explico lo que es el ascendente y te puedes levantar tu carta sabiendo tus datos natales, es bajo suscripción, así que te dejo aquí este enlace que es de otra página, en la que puedes averiguar dónde está tu luna de nacimiento. https://carta-natal.es/

El caso es que en tu embarazo, de manera natural, te conectas con la luna. Con tu luna, con la luna de tu carta astral. La luna tan redondita ella, cambiando de forma con los días, como tú.

Pero déjame decirte que cuando nazca tu bebé seguirás conectando con tu luna, porque tu luna es como vives la emoción, como la gestionas, a través de qué filtros necesitas pasarla. La posición de tu luna nos dirá mucho, y también la de tu bebé.

En astrología tenemos 12 signos, estos, pertenecen a  4 elementos diferentes, los dividimos en:

-Signos de fuego: Aries, Leo, Sagitario. En general, si tu luna está en fuego, vivirás la emoción como una forma de imponerte y serás muy pasional.

-Signos de tierra: Tauro, Virgo, Capricornio. Si tu luna está en Tierra, en el fondo te preguntarás, ¿esto que siento, para qué me sirve? Porque la tierra es el pragmatismo y lo tangible, lo que se puede tocar.

-Signos de aire: Géminis, Libra, Acuario. Si tu luna está en aire, pasas la emoción por el intelecto, es decir, le buscas la explicación lógica a lo que sientes.

-Signos de agua: Cáncer, Escorpio, Piscis. Si eres una persona con la luna en agua, vives la emoción, de hecho, necesitarás darle lugar en tu vida, no la oprimas porque tu más que nadie te enfermarías.

Voy a describirte en unas líneas lo que necesitan cada una de las lunas:

Luna en Aries

Será una luna de trato franco, directo y espontáneo. Es una luna impaciente, no le gusta esperar. Si tu bebé tiene esta luna y tiene hambre te vas a enterar rápido

Luna en Tauro

Suelen comer mucho. A los niños con esta luna les suele gustar jugar con la tierra, de hecho obtienen mucho aprendizaje de ello. Esta luna, de manera natural, conecta fácilmente con sus necesidades básicas.

Luna en Géminis

Es una luna inquieta, necesita moverse, no es buena idea no dejarles libertad de movimiento. Emociones que se verbalizan.

Luna en Cáncer

Les suele gustar comer de cuchara, sopas, caldos, guisos. La familia es importante y disfrutará mucho de reuniones familiares. Gestionan bien las emociones si no hay ningún planeta que atosigue a esta luna, el crecimiento emocional es lo suyo. A este peque le puede gustar mucho jugar con cajas, guardar cosas en cajas.

Luna en Leo

Actúa por impulso, es un poquito teatral. La emoción pasa por la dignidad, les importa mucho como se presentan ante los demás. A esta luna le hace feliz que les preguntes por sí mismos.

Luna en Virgo

Es una luna detallista, que se fija mucho en los detalles, puede ser ese peque que si hay una mancha en el plato te dice que no come, la pulcritud es importante, les emociona. Se fijan mucho en los detalles

Luna en Libra

Es una luna simpática, adaptable, enamoradiza, querrá que te sientas bien con ella. Importántisima la presentación, los envoltorios. Es una luna muy artista, y lo que siente lo puede expresar de un modo plástico, a través de algún tipo de expresión artística. Intentará racionalizar sus emociones, sino lo consigue se frustrará.

Luna en Escorpio

Esta luna es silenciosa, no les gusta mucho que les pregunten por  sus emociones, es mejor que te lo cuenten. Lo sienten todo de forma muy intensa, mucho, mucho. Una luna en escorpio se toma la maternidad como un asunto muy serio. Es una luna pasional e intensa, pero no suele querer que se note, así que hace lo posible para que esto pase desapercibido, lo que conlleva un trabajo interior muy fuerte. Son bebés intensos.

Luna en Sagitario

Es una luna de exploradores, si es la de tu peque te lo puedes encontrar en cualquier lugar de la casa cuando gatean. Es una luna de inquietudes espirituales, la emoción pasa por encontrar un sistema de valores que les cuadre. Harán preguntas filosóficas desde muy pronto.

Luna en Capricornio

Este niño es muy formal, son los que parecen mayores de su edad, les puede costar transmitir afecto, tener una forma particular de transmitirlo. Esta luna tiene una habilidad instintiva de poner distancia, de hecho lo necesita, tener un espacio propio.

Luna en Acuario

Es una luna rebelde, lo cuestionará todo, no admitirá un “porque yo lo digo”. Tienen necesidad de justificar lo que les gusta, es una luna inteligente y necesitará experimentar, ver lo que pasa cuando…pueden necesitar vestir de un modo muy original, su sentido del ridículo no es como el de la mayoría de las personas. Es una luna idealista.

Luna en piscis

Es la luna de la intuición y de la magia. Son muy caritativos, quieren ayudar a todo el mundo, lo suyo es el amor a lo grande, al colectivo. Son muy cariñosos y también suelen ser desordenados. Amplificará lo que siente, lo verá todo muy grande e intenso.

Consuelo Inchaurtieta

https://www.horaprimaastrologa.com/

CRIANZA, MATERNIDAD